Tener o no tener sexo con tu ex, el eterno dilema

Tener o no tener sexo con tu ex, el eterno dilema

La tentación de sentir otra vez ese cuerpo que te dio tanto placer es tan grande, que le das vueltas a la idea. A pesar de haber vivido esos malos ratos que hicieron que terminara la relación, el sexo con ella es algo que no puedes olvidar. ¿Y cómo, si la pasaron increíble?
Con todo y la distancia, quizá han tenido contacto para eliminar definitivamente los detalles que aún los unen y la opción está latente para que, en una de ésas, vuelvan a encontrarse deseando la reconciliación o, simplemente, para revivir los momentos piel con piel.
a largo plazo o cuando nada tiene solución en la relación fallida, volver juntos a la cama igual de entusiasmados que antes o más –por la intensidad que nace de extrañarse o de la supuesta reconciliación–, sin duda, tiene sus consecuencias.

Porque seguro no todos se van a sus respectivas casas con una sonrisa que perdura por mucho tiempo; frecuentemente, hay emociones que chocan entre sí y crean una confusión que puede llevarnos al bar más cercano o a lametarlo tristemente durante un insomnio devastado

Sin sonar aguafiestas, si juntos fueron un desastre, tener sexo con tu ex puede ser un lazo destructivo del que no será fácil desatarse y ni hablar de una reconciliación. Y creo que lo sabes, pues seguramente lo has vivido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *